jueves, 23 de diciembre de 2010

¡¡FELIZ NAVIDAD!! ZORIONAK!!

Decíamos hace unos minutos...
Feliz Navidad a todos los que me leeis. Espero veros por aquí el año que viene... y el otro... y el otro...

Zorionak denei eta Urte Berri On!!

"Vampiro Zero" de David Wellington, cómo matar al maestro en fáciles lecciones

Decíamos ayer...
En esta tercera parte de los "vampire tales", nuestra vieja amiga, Caxton, se enfrenta nada menos que a aquel que le enseñó todo lo que sabe sobre cómo matar vampiros, Jameson Arkeley, que por fin ha sucumbido a la maldición vampírica.
Como no quiere estar solo, ofrece a sus familiares un bonito trato: o convertirse en vampiros o morir.
Caxton tendrá que defender a los raritos familiares del ex-agente especial, mientras Caxton siente que su vida se derrumba a su alrededor, porque, ¿cómo engañar al maestro de los cazavampiros cuando se convierte en vampiro?

Como siempre, la novela está llena de acción, sangre, siervos muertos vivientes y sorprendentes revelaciones familiares.
Se echa de menos a Justinia Malvern, ese adorable pellejo lleno de maldad, aunque su presencia se hacer notar a menudo en todo el libro.
Esta exitosa serie tendrá al menos otra parte, con Justinia como adversaria principal, por fin. En confianza, yo pensaba que con tres sería suficiente... espero que no muera de éxito.

Un comentario que no viene a cuento... si durante toda la novela hablan de "vampiro cero" (un vampiro creador de vampiros), ¿por qué el libro lo han titulado "Vampiro Zero" en español?

domingo, 19 de diciembre de 2010

"El buen alcalde" de Andrew Nicoll, no es bueno ser tan bueno...

Decíamos ayer...
Imaginaos un pueblo ideal en algún país desconocido del norte de Europa. Allí todo el mundo es felíz, el pueblo es bonito y maravilloso, y Tibo Krovic lleva siendo su alcalde desde hace 20 años.
Imaginaos a un alcalde cuyo apodo es "el buen Tibo Krovic", que vive dedicado a servir a su pueblo y que no tiene vida privada.
Imaginaos a su secretaria, hermosa, infelizmente casada, deliciosa...
Imaginaos a ese alcalde, loco por ella, pero incapaz de demostrarle su amor.
Un día, a ella se le cae la comida a una fuente y él osa pedirle que coma con él.
El romance está servido. Pero...

Esta novela que yo encuadraría en ese género indeterminado de "novela de pueblo ideal, con gente estupenda pero con retranca", es muy entretenida, romántica y muy irónica.
Sin embargo, tiene un par de giros argumentales muy raros y bastante inverosímiles y fuera de lugar, al menos para mí. Claro que, algo diferente tenia que tener, ¿no?
Lo mejor son unos cuantos secundarios maravillosos como el abogado del pueblo, Yemko Gillaume, un orondo y aparentemente desagradable tipo que no es lo que parece. Y también son memorables Mamma Cesare y su hijo, regentes de la mejor cafetería del pueblo.

Amor, desesperación, dolor, artistas circenses fantasmas, una casa en la soleada Dalmacia, la Venus del Espejo de Velázquez... todo esto y más en una novela diferente y con algún cabo suelto, pero entretenida y muy bien ambientada (aunque sea en un pueblo imaginario).

miércoles, 8 de diciembre de 2010

"Lo que esconde tu nombre" de Clara Sánchez, los nazis siguen entre nosotros

Decíamos ayer...
Esta novela, ganadora del premio Nadal de este año que se nos va, se vende como "una novela de terror sin matices sobrenaturales".
Yo no diría tanto, ya que terror, lo que se dice terror, no se siente, pero sí una inquietud indudable. Porque aquí se nos cuenta una historia que muy bien podría haber ocurrido, estar ocurriendo u ocurrir en un futuro no demasiado lejano.

Sandra, una joven irresponsable e inmadura, embarazada pero no enamorada del padre de su hijo, huye a un pueblecito de Alicante para reflexionar sobre su futuro.
Un día se marea en la playa y la socorre un matrimonio de extranjeros de lo más amable, que le abrirá las puertas de su casa, hasta que se convierte en la cuidadora de la mujer, Karin.
Por otro lado, tenemos a Julián, que salió de Mauthausen con más heridas en el alma que en el cuerpo, que se dedicó a cazar nazis durante años y que recala en el mismo pueblo tras recibir una carta de su compañero de campo, Salva.
Estos dos personajes unirán sus vidas para desenmascarar la realidad que se vive en muchos pueblos de la costa Mediterránea y es que, ante nuestras mismas narices, ancianos de la élite nazi viven un retiro dorado.

Se trata de una novela muy entretenida y engancha, ya que, al alternar las voces narradoras de Julián y de Sandra, nos ofrece dos puntos de vista del mismo hecho, además de introducir otros temas como el amor, la insatisfacción o la venganza.
Sin embargo, al final me ha quedado un cierto regusto de "tanto lío para esto", y es que se me ha quedado la sensación de que no hay final. O de que el final corresponde a otra novela. No sé si es precipitado o incompleto, pero es, sin duda, lo peor de la novela.
También hay que decir que la autora recibió amenazas muy poco sutiles tras recibir el premio Nadal. Como muestra, un botón: "deje en paz a esos pobres ancianos".
Sin comentarios.

jueves, 2 de diciembre de 2010

"Las extrañas aventuras de Solomon Kane" de Robert E. Howard, historia de un justiciero oscuro

 Decíamos ayer...
Las extrañas aventuras de Solomon Kane son muy... extrañas.
Este guerrero justiciero lucha contra diablos, contra vampiros, contra negreros, contra arpías (de las de la mitología griega)... vamos, que no se aburre.
Aburrimiento es lo último que sobra en esta colección de relatos protagonizados por este puritano con la moral más firme que una columna de alabastro. Él sólo mata por justicia y para salvar a los débiles... y deja muchos cadáveres a sus espaldas.
Violento, lleno de fe, obsesivo hasta la locura, Solomon Kane es un personaje muy de la época en la que fue creado, a principios del siglo XX. Recordemos que entonces los héroes aún eran implecables e insobornables, aunque les fuera la vida en ello.
Se ha hablado mucho del racismo del personaje, y la verdad es que con el pensamiento políticamente correcto de hoy en día, éste es innegable ya que, para él, los negros son salvajes, cobardes, incultos, feos, corruptos, etc. Lo mismo piensa de los árabes. Cualquier blanco siempre está por encima de ellos tanto en valentía, intelecto o belleza.
Pero hay que pensar que estos relatos se escribieron hace unos ochenta años, cuando estas ideas eran lo más normal del mundo. No hay más que ver las pelis de Tarzán en las  que, cuando se despeña algún porteador, lo único que les preocupa es la carga perdida (!).
Racismos aparte, los relatos están magníficamente ambientados en una África de leyenda, inexplorada y salvaje, llena de tribus de canibales, esclavistas, ciudades perdidas en medio de la selva, sacrificios humanos, criaturas extrañas y voraces...
Es indudable que el autor buscaba homenajear las novelas góticas del siglo XIX, y puedo jurar que lo cumplió con creces.
Robert E. Howard, el autor, también creador de Conan o de Sonia la Roja (protagonista del último de los relatos) se suicidó con sólo 30 años, dejando tras de sí un legado lleno de aventura y personajes inmortales.

domingo, 28 de noviembre de 2010

"Los magos" de Lev Grossman = Harry Potter + Narnia + alcohol, drogas y sexo

Decíamos ayer...
Imaginaos una mezcla entre "Harry Potter" y "Las Crónicas de Narnia" protagonizada por unos jóvenes sobrados de alcohol, drogas, sexo, cansados del poder y tan aburridos que prácticamente se dedican a autodestruirse.
Pues todo eso es "Los magos", una novela que recuerda tanto a las novelas ya mencionadas que al autor se le debería caer la cara de vergüenza, aunque no le fanta un puntillo de razón en algo:
Hogwarts, el colegio de magos de Harry Potter estaba lleno de adolescentes llenos de hormonas, y allí no había sexo (ni por asomo), lo más fuerte que bebían era cerveza de mantequilla (creo recordar), de drogas ni hablar... Su única escapada eran las bromas absurdas y como mucho algún besillo. ¿No es poco creíble que se porten igual con doce años que a los dieciocho?
Ese pequeño "problemilla" lo soluciona Lev Grossman con creces (demasiadas creces), lo que hace que la historia sea más creíble, aunque pierda un poco de su encanto.

"Los magos" nos cuenta la historia de Quentin, un adolescente brillante que se siente desplazado en Brooklyn. Su único consuelo (algo tonto) son las novelas que leía de niño y por las que sigue obsesionado, ambientadas en el idílico Fillory.
Un día, tras una fallida entrevista para la universidad, se encuentra de pronto conque es invitado a estudiar en una universidad de magos. Toda la primera parte de la novela nos habla de sus estudios en este maravilloso colegio, su enamoramiento de la maravillosa Alice, la amistad con un grupo de magos llamados "Los físicos", hasta la graduación.
Al salír de allí, ante la vacuidad de su destino como jóvenes magos con mucho dinero y nada que hacer aparte de emborracharse y liarse entre sí, no se les ocurre otra cosa que visitar el mágico país que le obsesionaba de niño, Fillory. Claro que, Fillory no es como ellos pensaban...

Una novela de grosor medio que se me ha hecho algo larga hacia la mitad, ya que he tenido la sensación de que todo me sonaba demasiado a otras cosas, cambia de repente cuando llegan a Fillory, que es cuando realmente se vuelve interesante, acompañada de un final ambiguo, de esos que dejan que cada uno piense lo que quiera.
Afortunadamente no tiene nada de aburrido, pero Quentin es ese tipo de personaje del que acabas por hartarte: autocompasivo, nunca satisfecho, egoista... Ni siquiera cuando parece haber pasado página es capaz de hacer realmente eso, pasar página.
Sin embargo, debo decir que la ambientación es muy buena y que te puedes imaginar tranquilamente los escenarios por los que se mueven los personajes, y que el lenguaje, lleno de tacos y ácido humor, es muy realista y les pega a unos adolescente bastante pasados de vueltas.
En definitiva, es el tipo de libro que gustará a quien no haya leído "Harry Potter" ni "Narnia", ya que todo les sonará de primera mano, en lugar de un "homenaje".

miércoles, 3 de noviembre de 2010

"Sinsajo" de Suzanne Collins, el fin de una trilogía sin momentos felices

Decíamos ayer...
Que no asuste el título de este post. Es cierto que esta trilogía no tiene momentos felices, a lo sumo alguna escena en la que esbozas una sonrisita, pero la verdad es que todo lo que cuenta es tan terrible, violento y creíble (por mucho que sea una novela "fantástica"), que los momentos demasiado felices parecerían artificiales y chirriarían.
En esta tercera y última parte, Katniss, la protagonista, se convierte por fin en El Sinsajo, el símbolo de la rebelión. No porque lo desee, claro, pero se ve obligada a ello. Los distritos se han sublevado al fin contra el Capitolio, pero los indecisos necesitan algo para decidirse... un símbolo que los una.
Mientras tanto, Peeta, sus compañero de los Juegos del Hambre, está preso de sus enemigos, que lo torturan y lo usan para destrozar el frágil equilibrio mental de Katniss.
A su lado tiene a Gale, su amigo de la infancia, y a su familia, pero ella no puede evitar darse cuenta de la poca diferencia que hay entre sus enemigos, el decadente y rico Capitolio, y sus supuestos aliados, los ahorradores y controlados miembros del Distrito 13.

Nuevamente llena de violencia, escenas explícitas no aptas para niños (drogas, asesinatos, matanzas bestiales) y algo de filosofía antibelicista, aunque no es un mensaje cargante para nada, sino bastante realista, la novela se centra casi exclusivamente en la lucha mental de Katniss, siempre al borde del precipicio entre la cordura y la locura, sus dudas sobre su amor verdadero (sólo pinceladas) y siempre ese rencor y violencia tan innatos a ella, que son, quizá, lo único que la mantiene viva.
Puedo decír que esta novela es un cierre brillante para una trilogía original tanto en su planteamiento como en su estilo, y que el final no decepciona para nada.
Eso sí, es duro, sin contemplaciones. Si fuera un final ñoño, esto no sería "Los Juegos del Hambre", sería otra cosa.

viernes, 29 de octubre de 2010

"Pantano de sangre", de Douglas Preston y Lincoln Child, Pendergast se cabrea, eaeaea

Decíamos ayer...
Tras un par de novelas un tanto flojuchas aunque entretenidas, como siempre, vuelve el Pendergast que todos los fans adoramos.
¿Que quién es Pendergast?
Aloysius X. Pendergast, un agente especial de FBI paliducho, siempre impecable, con un sentido del humor muy particular, por no decir inexistente, con una familia con unos antecedentes para olvidar es el protagonista de una serie de novelas llenas de fantasía y acción con fans que se cuentan por legiones. Sureño, finolis y con un unos métodos de investigar muy poco ortodoxos hacen que no sea demasiado fácil trabajar con él, pero hacen que los fans lo adoremos, y eso que es despiadado, antipático, desagradable... aunque, eso sí, con unos modales impecables, un Rolls (no, dos), una plantación en Nueva Orleans, un apartamento en el edificio Dakota en Nueva York...
Sus colaboradores, que juntos o por separado salen en casi todas sus novelas son policías, arqueólogos o periodistas... pero atención, los autores no tienen piedad, si empezáis a leer esta serie de novelas, no le cojáis demasiado cariño a nadie. Cualquiera puede ser un traidor o morir de una manera horrible.
En esta entrega en particular, que nos venden como la única en la que Pendergast se toma el asunto como algo personal, y algo de eso hay, el agente especial descubre que su amada esposa, muerta hace años en un accidente de caza en África, fue asesinada.
Escenarios como África, Nueva Orleans, Maine... leones asesinos, loros, locos, farmacéuticos, cuadros desaparecidos, venganza... traición...
Como siempre la ambientación en fantástica, y ver perder los papeles a Aloysius (los nombres en esta familia son maravillosos) merece la pena, pero para variar hay un pero... uno chiquitito... y es que la historia no termina, hay un continuará.

martes, 19 de octubre de 2010

"Memorias de una superviviente" de Doris Lessing, nuevamente el fin de la civilización

Decíamos ayer...
Esta es una de esas novela que te dejan un regusto extraño.
Aburrida a trozos (la mayoría, sobre todo el principio, que es el peor momento en un libro, a mi parecer), muy entretenida a partir de la mitad y con un final que te deja tan insatisfecha que te hace lanzar un juramento.
La premisa inicial es la de todo libro sobre el futuro que se precie. Tras un suceso que no se menciona, al parecer una revolución tecnológica, todos los aparatos han dejado de funcionar, y el caos se ha adueñado de la civilización.
Los medios de transporte se han reducido a la mínima expresión (sólo viajan los gobernantes y los que tienen el dinero suficiente para los sobornos), las comunicaciones están controladas por los mismos y hablan de paises lejanos y ajenos en todo, y la gente se ha vuelto salvaje y errante... y violenta, sobre todo los jóvenes.
El comercio se reduce al trueque y las principales mercaderías son el agua y los sucedáneos de carne, etc.
En tal panorama se mueven los protagonistas, una anciana, una jovencita dejada a su cargo y la mascota de ésta, Hugo.

Aquí veremos escenas impactantes, como cuando las bandas de niños atacan a animales y asesinan a personas, se insinúa el canibalismo, los abusos sexuales a niños, etc.
La pena es que la autora aprovecha para dar lecciones sobre socialismo, el fin de la civilización y moralidad, algo absurdo... ya que ella misma insiste en que estas, junto con las antiguas normas, ya no existen, remarcando una y otra vez la violencia y ciertos comportamientos de Emily, la adolescente, que emprende una relación sexual con tan solo 13 años.
Si se hubiera limitado a escribir una historia de ciencia-ficción, violenta y sin paranoias (si no, que alguien me explique lo de la casa del otro lado de la pared), hubiera sido mejor para los lectores, al menos para mí. 

viernes, 15 de octubre de 2010

"84, Charing Cross Road", de Helene Hanff, pura delicia literaria

Decíamos ayer...
Esta pequeña joya literaria, perfectamente devorable en una tarde, en el compendio de cartas más original, divertido, increíble y entretenido que haya leído jamás. De hecho, hasta el epílogo o post-scriptum final, no me creía que los personajes y las cartas fueran reales...
Porque estas cartas comenzaron cuando la autora, una guionista americana que sobrevivía a duras penas y sin estudios, pero amante de los libros "usados pero sin manchas", encontró un anuncío de una librería en un periódico de Nueva York. Ni corta ni perezosa, les escribió para hacerles un peculiar pedido.
Su interlocutor, un inglés formal y estirado en apariencia, le responde con esa flema británica tan característica, esa que sólo vemos en las películas inglesas y en los libros de Jane Austen (y que a mí me encanta).
Muy pronto, la correspondencia se vuelve contínua, pasando del intercambio de libros al intercambio de noticias políticas, al tuteo y a las noticias sobre la familia... a la amistad, en pocas palabras, y no sólo con Frank, el librero, sino con todo el personal de la librería, e incluso con la familia de Frank...
Por sus cartas desfilan contratos y despidos, compras de coches, cheques y ruinas, medias de nailon y huevo en polvo.
Y libros, por supuesto.
¡¡Y así durante 20 años!!
Una delicia.

Lo más increíble de todo es que toda esta gente maravillosa existiera de verdad. Lo digo en serio... sentí una envidia real al leer esas cartas. ¡Yo también quiero que me escriban, jajaja!

sábado, 9 de octubre de 2010

"99 ataúdes" de David Wellington, vampiros en la Guerra Civil Americana

Decíamos ayer...
La segunda parte de la trilogía vampírica de David Wellington nos lleva a la famosa batalla de Gettysburg, la que decidió la Guerra Civil Americana.
La novela nos cuenta dos historias alternativamente.
Por un lado, en el presente, nos cuenta que unos arqueólogos han hallado cien ataúdes en una excavación en el campo de batalla de Gettysburg, 99 de ellos están ocupados y uno está vacío. El problema es que los ocupantes son vampiros.
Lo cual quiere decir que un vampiro anda suelto...
Laura Caxton será la encargada de pillarlo, ya que Arkeley quedó malherido en su batalla final contra los vampiros al final de la primera novela.
La sorpresa es que el vampiro quiere... ¿matar a Justinia Malvern, la "entrañable" vampira que ahora Arkeley protege y alimenta?
Por otro lado, en el pasado, mediante cartas  y diarios, asistimos a la explicación de la creación de ese ejército de 100 vampiros, quienes son y para qué fueron creados... y por quién.
La segunda batalla de Gettysburg está servida y el final es realmente sorprendente...

Sin tanta acción como la primera parte, al menos en la primera mitad de la novela, lo bueno de este libro es la parte de los diarios y testimonios de Alva Griest, es decir, el soldado de la Unión. La ambientación del siglo XIX, y la escenificación de la batalla de Gettysburg y de la Guerra Civil (a mí me gusta llamarla de Secesión, pero es que he visto muchas pelís antiguas, jejeje) están logradísimas, ya que el autor ha contado con la ayuda de especialistas en el tema que trabajan en el actual Parque de Gettysburg. Trata el tema con muchísimo cuidado, se nota que le gusta, y se agradece, teniendo en cuenta que se trata de una novela que, a priori, podría haberse ambientado con cuatro detalles tontos y punto.

Esperando ya la tercera y última parte "Vampiro cero" (este mes o el siguiente), que promete ser de traca, visto el final (no del todo impredecible, conociendo a Malvern...) sólo espero que el autor no desee alargar la trilogía innecesariamente, como sucede en ocasiones, solo por la pasta.

viernes, 1 de octubre de 2010

"El silencio del bosque" de Tana French, es lo mismo pero no es igual

Decíamos ayer...
Esta novela, la primera de la autora, cuenta una historia que tiene poco de original.
Nos cuenta la historia de dos crímenes alejados en el tiempo pero ocurridos en el mismo lugar. Los policías encargados de investigarlo, una pareja de detectives con una química poco usual, sospechan que pueden estan relacionados. Además, uno de los policías tiene una implicación muy personal en el caso antiguo, ya que él sobrevivió mientras que sus dos mejores amigos desaparecieron sin dejar rastro.
Hasta aquí las semejanzas con cualquier novela de detectives al uso porque, empezando por el lugar donde se sitúa la trama,  una inusualmente poco idílica Irlanda, hasta la forma de narrar de la autora, llena de alusiones a la cultura popular (series de televisión, música, etc.), hacen que la lectura sea un placer.
Por otro lado, aunque la trama principal es la investigación de los crímenes (sorpresa final incluída), esta novela es, al menos a mi parecer, la crónica de una amistad, la de los dos protagonistas, desde sus comienzos hasta... (hasta ahí puedo decir, por si alguien se anima a leerla, jejeje).
Debo decir que no es una novela de acción, pero tampoco es una novela fría-estilo-nórdico, tiene momentos muy divertidos, y el punto fuerte de la autora son los diálogos (las escenas de las cenas y los interrogatorios son impagables). Además, los personajes son muy creíbles porque son de todo menos planos, si no, fijaos en Rosalind...
El protagonista se presenta diciendo que es capaz de todo para averiguar la verdad, y que miente. Yo diría que eso refleja la manera de narrar de esta autora, muy alejada del estilo habitual, lo cual es de agradecer.
Si hay que ponerle un pero, es que una de las tramas queda abierta, por lo que quizás haya segunda parte, y esto empieza a ser una maldición.
P.S. La historia de la protagonista femenina continúa en una segunda novela llamada "En piel ajena", que aún tengo en la recámara, así que no sé si es el "continuará".

jueves, 23 de septiembre de 2010

Lindsey Davis, la "mater" de Marco Didio Falco


Decíamos ayer...   
Esta entrañable inglesa con cara de simpática (de hecho lo es, al menos en las entrevistas en las que la he visto) es la creadora de mi detective o informante favorito, el romano de pura cepa Marco Didio Falco.
Esta serie, larguísima, por cierto, está ambientada en la Roma del emperador Vespasiano, una época de intrigas, asesinatos, corrupción inmobiliaria, guerras de poder, tráfico de influencias... ¿A qué me suena? ¿Es posible que hayamos cambiado tan poco? La verdad es que si no fuera vestido con túnica, fuera a los baños cada noche y comiera cosas rarísimas con salsa de pescado, parecería que las novelas están ambientadas en la calle de al lado.
Lo mejor de esta serie es que no aburren en algún momento ( aunque hay quien encuentra a Falco algo estomagante, por que les resulta un graciosillo), lo cual ya es un mérito, teniendo en cuenta que se han publicado 21 novelas en Inglaterra y 20 en España (que yo sepa, yo voy por la 18).
La ambientación es suprema, no sólo la que se circunscribe a Roma, ya que Falco y su esposa Helena Justina son unos viajeros impenitentes y viajan a paises como Hispania, Britania, Germania o Grecia e incluso visitan ciudades míticas como Palmira.
Los personajes no son típicos en absoluto, ya que Falco, aunque va de duro, en el fondo es un padre de familia de lo más tierno, con una familia de lo más "especial", además, siendo de una clase social baja, tiene que luchar para casarse con Helena Justina, nada menos que la hija de un senador venido a menos y una mujer de armas tomar...
Por si fuera poco con su vida privada, los encargos que tiene del emperador Vespasiano, son unos marrones de mucho cuidado, además, él es un rácano y a menudo se olvida de pagar. Sin contar con que Anácrites, el Jefe de los Servicios Secretos, es algo así como su enemigo íntimo...
Con esta base, podréis imaginar que algunos de los casos que le llegan son un poco disparatados, siempre da la sensación de que, allí a donde va, el pobre hombre se tropieza con un cadáver...
Quien no conozca esta serie y se anime a probar se encontrará con unas novelas de misterio muy alejadas de las novelas frías y aburridas (estilo nórdico), llenas de acción y humor (hasta el punto de reir a carcajadas), con unas frases y comentarios impagables y unos personajes que enganchan.





miércoles, 15 de septiembre de 2010

"La vida secreta de las abejas" de Sue Monk Kidd, ausencias, miel y vírgenes negras

Decíamos ayer...

En esta novela ambientada en el sur de los Estados Unidos, durante los años 60, años duros en los que los negros luchaban por la igualdad en un ambiente ciertamente enrarecido, una jovencita de 14 años, Lily Owens, soñadora, mentirosilla y con una imaginación desbordante (quiere ser escritora, para variar, algo que empieza ya a ser un tópico en este tipo de libros), huye de su casa con su niñera siguiendo las únicas pistas que dejó su madre muerta.
Ese camino la lleva hasta Tiburón y hasta una casa rosa habitada por tres pintorescas hermanas negras que la acogeran con los brazos abiertos y le darán todo el amor que jamás recibió de una madre muerta que la abandonó de niña, y de un padre destrozado por la culpa y que paga con su hija su propio dolor.
Allí recibirá numerosas lecciones sobre la vida, descubrirá cosas que nunca (o quizá siempre) quiso saber sobre su madre y su propio pasado, aprenderá un oficio, el de apicultora, que templará su corazón salvaje, e incluso descubrirá una nueva religión, encarnada en la imagen de una virgen-mascarón de proa tan negro como las dueñas de la casa rosa... hasta un amor imposible.

Con las dosis justas de drama y comedia, esta novela  es comparada con "Tomates verdes fritos" (a mi parecer no se le parece ni en tono ni en calidad), a pesar de que no puede evitar el tonillo de moralina (quizás, al no ser religiosa, no he captado el espíritu de la novela, no lo sé), al menos no edulcora un final que podría haber fastidiado el conjunto. Es decir, termina bien, pero no todo es de color de rosa (como la casa), afortunadamente.
La ambientación está muy lograda y hay personajes notables, como August y los secundarios, como las Hijas de María, pero no puedo evitar sentir cierta antipatía por Lily, la protagonista.
Es una de esas cosas inexplicables.


jueves, 9 de septiembre de 2010

"Diagnóstico" de Lisa Sanders, no apto para aprensivos

Decíamos ayer...

Este libro, que no es una novela ni lo que yo llamaría un ensayo, es lo más entretenido que he leído en mucho tiempo.
Escrito por una periodista que decidió estudiar medicina tras ver cómo un doctor salvaba la vida de una persona durante una de sus crónicas, es una apasionada del diagnóstico, o sea, a contar batallitas y a escucharlas de sus amigos: cómo lograron diagnosticar aquel caso difícil cuando parecía casi imposible.
Un ex-colega le propuso que escribiera una columna semanal para un periódico que se convirtió, contra todo pronóstico (o no, ya sabemos cómo nos gusta el morbillo, jejeje), en todo un éxito. Y años más tarde, alguien leyó esa columna y la convirtió en... ¡¡¡"HOUSE"!!!
Por las páginas de este libro desfilan casos reales de personas reales con enfermedades raras (pero no lupus...), que pasan por auténticos peregrinares hasta que son diagnosticados. Esto le sirve a la autora para hacer crítica y autocrítica del servicio de salud americano y del sistema de educación desde las bases, del abandono de técnicas tan necesarias como la exploración física, con la consiguiente pérdida de datos necesarios y los errores de diagnóstico que eso conlleva... del exceso de confianza en las pruebas, a veces repetidas una y otra vez...
Lo mejor de todo es que la autora habla con naturalidad de los errores cometidos por los doctores (incluso los propios), algo extraño en un entorno más bien corporativista, y lo hace con naturalidad y frescura, de un modo que no aburre en ningún momento, sin abusar de los términos médicos ni del dramatismo.
Por eso, si te has tragado todas las series de médicos habidas y por haber, y te has fijado más en los síntomas y las enfermedades que en quién se tiraba a quién, éste es tu libro.

domingo, 29 de agosto de 2010

"La princesa de hielo", de Camilla Läckberg, los nórdicos me dejan fría...


Decíamos ayer...

Esta novela, primera de una prolífica serie protagonizada por una escritora y un policía suecos, es lo más parecido a una revelación que ha habido últimamente, o algo así...

Aunque, claro, eso dicen de todos los autores nórdicos, que crecen ahora como los champiñones tras una tormenta de otoño, y, como todas las modas, no todo puede ser bueno... o, hablando con más propiedad, a unos les encantará y a otros no tanto.

El caso es que la novela no está mal. Esta bien escrita, que ya es una gran ventaja, dado el género, que no abunda en exquisiteces. La historia está bien construída, los personajes no chirrían, están las justas dósis de humor irónico en los protagonistas, el jefe incompetente (un cliché ya tan archiutilizado como aburrido por el abuso, en mi opinión), una historia de amor algo increíble, los sospechosos que luego no son culpables... en fin, un poco lo de siempre...

Pero, para mí, que soy una amante de las novelas de misterio, desde la gran dama Agatha Christie, pasando por Lindsey Davis, Raymond Chandler o por Douglas Preston y Lincoln Child (su agente Pendergast es un género en sí mismo), esta novela comete un pequeño pecado, y es que es SOSA.

No es aburrida, no, pero le falta ese puntillo que necesita toda novela de género para mantenerme en tensión, un algo de acción, de misterio, una puerta que chirríe, un tío del que desconfiar, algún personaje que dé mala espina... y para mí eso es imperdonable en una novela de misterio que se precie de serlo.

Sin embargo, como todo no puede ser malo, debo decir que hay mucha gente que se declara fan de esta autora y que sus libros se venden como churros, por lo que algo le habrán visto que yo no he sido capaz de apreciar...

martes, 24 de agosto de 2010

"Un árbol crece en Brooklyn", de Betty Smith, sórdida belleza



Decíamos ayer...

Esta hermosa novela escrita en los años 40, escrita por una autora tan olvidada como genial, ha sido una de mis sorpresas del verano.
La verdad es que tenía comprado el libro desde hacía tiempo, y el argumento de la contraportada no me apasionaba...
Porque su su argumento sencillo: la historia de una familia humilde en el Nueva York de principios del siglo XX y sus esfuerzos por sobrevivir... la misma historia contada mil veces antes...
Incluso la manera de plantearla es poco original, ya que está vista desde la perspectiva de una niña de llamativa imaginación, más inteligente y madura de lo que debería ser para su edad.
Sin embargo, la historia familiar, el ambiente, los personajes, encantan desde el principio, ya que son reales, imperfectos, creíbles...
Una madre trabajadora, que robó el novio a su mejor amiga, que se decanta claramente en su amor maternal por uno de sus hijos, y lo reconoce...
Un padre alcohólico, cobarde, cariñoso como pocos...
Una familia tan compleja como llena de personajes entrañables (y algunos sumamente modernos, como la tía Sissy)...
Sobrevolándolo todo, el hambre, la solidaridad de los vecinos del barrio, la mezquindad de quienes sólo ven la fealdad y la sordidez cuando otros ven la belleza oculta...
Asistimos a la vida de Francie, la protagonista, desde su nacimiento, hasta el momento en que evoluciona hasta un momento en que su vida llega a donde nadie, ni siquiera el cómplice lector, lo habría creído jamás. Y en todo momento, nos sentimos parte de esa familia, ya que, aunque la vida de los Nolan no es lo que se puede llamar ideal, desde fuera parece incluso feliz.

viernes, 20 de agosto de 2010

"La mecánica del corazón", de Mathias Malzieu, novela Burtoniana



Decíamos ayer...

Esta novela, calificada por algún desaprensivo como novela infantil-juvenil, es lo más parecido a una película de Tim Burton en libro.
Oscura, sensual (muy sensual), irónica, llena de personajes rotos (también llenos de remiendos, como Sally, en mi adorada "Pesadilla antes de Navidad", que aunque no fue dirigida por Tim Burton, sí fue escrita por él), amarga, triste...
Por eso, cualquiera que considere este libro una novela infantil, es que no la ha leído antes, o se ha dejado engañar por los hermosos dibujos de la portada.
Básicamente cuenta la historia de Jack, un niño abandonado, que nació con una grave deformación en el corazón, por lo que la doctora que ayudó en el parto, y posteriormente lo adoptó, le injertó un reloj de cuco para que lo ayudara a latir. Por ello el mantenimiento de la "mecánica de su corazón" es básico si quiere llegar a viejo: debe darle cuerda cada noche, no debe sobresaltarse, no debe enamorarse...
Algo inevitable, ya que, a la tierna edad de diez años, Jack conocerá a la niña-mujer que será el gran amor de su vida, una cantante de flamenco a la que seguirá hasta Andalucía, poniendo en riesgo su vida, acompañado del mismísimo Mèliés, creador del cinematógrafo.
He leído reseñas de gente muy joven a la que la novela no le ha gustado... lógico, ya que la venden en la sección de infantil y es un libro con una carga sexual abrumadora y donde el amor es de todo menos dulce y placentero. Aquí el amor duele. Y puede matar. Sin vampiros monos de por medio.
Por otro lado, esa misma intensidad puede resultar a veces un poco cargante, ya que la relación amorosa de los protagonistas comienza cuando sólo tienen 14 años, y el lenguaje es muy poético, lleno de metáforas e imágenes extrañas. Por ello, aunque es un libro muy breve, no es un libro que yo pueda considerar ligero, si es que quiere leerse empapándose completamente de él, no es una historia sin más, es un ambiente, un lenguaje, un estilo particular...
En definitiva: o te encanta, o lo odias, como Tim Burton.
Y a mí me encanta.

miércoles, 11 de agosto de 2010

"Shutter Island" de Dennis Lehane, ¿quién está más loco, el loco o el que se cree cuerdo?



Decíamos ayer...
Esta novela empieza como una novela negra de manual.
Años 40.
Una isla-prisón para delincuentes con problemas mentales.
Una presa fugada.
Dos policias acuden a investigar el caso.
Uno de ellos es un hombre atormentado por la guerra y la muerte violenta de su esposa y el otro es un hombre al que acaban de trasladar a causa de su relación con una mujer japonesa.
La prisión es impenetrable... ¿cómo ha huído Rachel Solando?
Hasta ahí lo "normal". Pero lo "normal" pronto empieza a chirriar. Porque todos los vigilantes, enfermeras y psicólogos parecen ocultar algo, ponen trabas a la investigación, Teddy, el protagonista, comienza a tener extraños sueños y visiones sobre su esposa muerta, Rachel ha dejado códigos tras de sí, la misión de Teddy en la isla no es casual, ni mucho menos...
Una novela que se plantea como un thriller típico hasta más o menos la mitad da un giro radical que me ha descolocado y encantado, ya que hasta, ese momento, la novela, aunque mantiene el ritmo en todo momento, me parecía entretenida sin más.
Personajes apasionantes, una atmósfera opresiva magistralmente dibujada, incluso un retrato de la psiquiatría de la época es lo que nos ofrece esta novela recomendable para gente que no haya visto la película, como yo, ya que se perdería la sorpresa del giro argumental.

domingo, 8 de agosto de 2010

"Maldito Karma" de David Safier, yo quiero uno igual de malo...



Decíamos ayer...

Sí, sí, yo quiero un "mal karma" o mala suerte como la de la prota de este libro... porque, aunque la verdad es que no es una buena persona ( es un poco cabrona, hablando mal y pronto ), tiene un marido que está buenísimo, otro tío que también está buenísimo enamorado de ella, una hija que la adora, un buen trabajo... y cuando muere, las cosas tampoco le van tan mal, la verdad... lo pongan como lo pongan.
Tras caerle el lavabo de una estación espacial rusa encima (muerte copiada de la serie "Tan muertos como yo", aunque allí a la prota le caía un "trono"), la protagonista empieza un periplo de reencarnación tras reencarnación hasta que descubre cuales son las cosas más importantes de la vida, y de la vida-más-allá-de-la-vida.
Una novela que puede leerse como un libro de autoayuda ( yo no lo he hecho, porque los odio ), o como una novela ligera y divertida, sorprendente en su planteamiento y que se lee muy rápido, típica lectura de verano e ideal para desintoxicarnos de lecturas pesadas y de estréss laborales (sí, algunos no tenemos vacaciones...)
Hay pasajes en los que se te escapa la sonrisa y otros en los que te reírias a carcajadas si no hubiera gente a tu alrededor mirándote como si estuvieras como un cencerro.
En definitiva, una novela recomendable 100%, que demuestra que una novela no tiene porqué tener asesinos nórdicos para ser buena, ni ser un dramón para ser un éxito.

martes, 3 de agosto de 2010

"En llamas" de Suzanne Collins, segundas partes sí fueron buenas



Decíamos ayer...

A la espera de que editen la tercera (y espero que última) parte de esta trilogía, ha llegado a mis manos (es decír, estaba libre en la biblioteca) "En llamas", la segunda parte de "Los juegos del hambre", esa violenta saga que pretenden vendernos como literatura juvenil.
En esta ocasión, los protagonistas, traumatizados por las experiencias sufridas en la primera parte, tratan de vivir el resto de su vida como mejor pueden, sabiendo que jamás pasarán hambre, vivirán cómodamente... pero...
... se rebelaron contra el orden establecido, y eso deben pagarlo, ya que hay otros que los han tomado como símbolo para alzarse también, por ello deben pagarlo... con sus vidas.
Pero, claro, esto es una novela, y no van a morir de una manera sencilla, ni rápida, ni limpia, por lo que los protagonistas deben volver a "los juegos del hambre" para morir, o eso pretenden los organizadores... ¿o no?
Porque la verdad es que hay muchas cosas alrededor de nuestra heroína, Katniss, que ella ignora... por ejemplo, de quién está enamorada realmente, también ignora que es una pieza en un tablero mucho más grande que el que se ve a simple vista, y sólo al final tendrá que decidir si entra voluntariamente en él o no.
Lo bueno de estas novelas es que, aunque supuestamente van dirigidas a un público juvenil (que lo dudo), pueden ser leídas por cualquiera, y de hecho yo no se las dejaría a ningún menor de 15 años, porque las escenas de violencia, asesinatos y tortura son realmente muy explícitas (me impresionan hasta a mí, que tengo callo). Las reflexiones que plantean están llenas de crítica social, nada edulcorada, por cierto.
Lo malo (todo hay que decirlo) de esta segunda parte es que no hay nada nuevo. Lo novedoso de la trilogía estaba en el argumento, la manera de narrar y la crudeza del estilo, y todo ello se repite aquí. Aunque, todo hay que decirlo, engancha de igual manera y no desmerece en absoluto a su predecesora, que es mucho.
Como he dicho antes, se supone que en Septiembre editan la tercera parte, llamada "Sinsajo" (un ave símbolo de la rebelión). Espero que la novela sea el broche perfecto a la trilogía y la autora no la alargue innecesariamente, perdiendo la frescura.
Por cierto, como no podía ser menos, ya van a hacer la película. ¿Cómo van a plantearla? Si infantilizan el argumento, es una traición al espíritu de la novela y si lo calcan, no podrá ser para todos los públicos... Como siempre, veremos.

martes, 27 de julio de 2010

"13 balas" de David Wellington, tiembla Edward Cullen...



Decíamos ayer...
Aviso importante: si te gustan los vampiros sensibles, de esos que miran a los ojos de su amada susurrando "qué bonita yugular tienes", este no es tu libro.
Porque los vampiros de este libros son monstruos, y les gusta serlo, lo son voluntariamente, tuvieron que suicidarse para serlo, de modo que es una maldición aceptada a sabiendas.
Además necesitan matar... y mucho. Matanzas puras y duras. Y sucias.
Para atraparlos tenemos al agente especial Arkeley, lo más cercano a un experto cazavampiros que existe, de hecho es el único humano que ha conseguido matar a alguno...
Para ayudarle, Laura Caxton, una agente de tráfico lesbiana con una sensibilidad especial hacia los seres sobrenaturales. ¿Cómo lo sabe? Porque todos parecen ir a por ella.
En esta novela encontramos sangre y más sangre, pero también comentarios ácidos, vampiros con planes trascendentales (y a muy largo plazo), y sobre todo luchas de voluntades entre personajes... entre Malvern, la malvada (y apasionante) vampira y Arkeley o entre Laura Caxton y el vampiro que quiere que se convierta...
La verdad es que es una novela que me ha sorprendido porque yo pensaba que sería una novela entretenida sin más, pero lo cierto es que engancha, y mucho, y se pasa miedito.
Tengo lista en la recámara "99 ataúdes", la segunda parte de la trilogía, y muy pronto llegará la tercera y, espero última, parte.
P.S. No sé qué me da que no tardarán mucho en hacer una película de esto, ya que el guión está prácticamente hecho, y seguro que vendería un montón. Yo me imagino a Arkeley como "el fumador" de "Expediente X", viejo, arrugado y amargado, jejeje.

miércoles, 21 de julio de 2010

"La colina de Watership" de Richard Adams, pura aventura... conejil



Decíamos ayer...

Sí, sí... conejil... Porque esta es una novela completamente protagonizada por conejos. Unos conejos fuera de serie, eso sí. Valientes, listos, batalladores, ingeniosos, hasta hay uno que tiene visiones.
Quinto, un conejo joven tiene una horrible visión en la que ve que su madriguera va a ser destrozada y van a morir todos sus compañeros. Junto con su hermano Avellano, tratan de convencer al Conejo-Jefe de que deben marcharse... pero se libran por muy poco de que los detengan por rebelión. Tras convencer a unos pocos conejos, consiguen huir justo a tiempo.
Tras varias vicisitudes, llegan al lugar que Quinto vio en su visión, una colina maravillosa, alejada de la civilización y los elil, o enemigos, la colina de Watership, donde deberán aprender a construir una sociedad nueva, donde todos los conejos sean iguales...
Aunque de pronto caen en una circunstancia muy especial... todos los conejos que huyeron son machos... empieza en ese momento la planificación de una incursión a una conejera vecina, una especie de regimen dictatorial conejil, para conseguir las hembras que necesitan...
Aprenderán a construir madrigueras (tarea que normalmente hacen las conejas), buscarán aliados insospechados, aprenderán a respetar las capacidades de cada uno...
Una novela apasionante, llena de batallas (hay mucha acción), aventuras, lecciones de ingenio, es lógico que sea un clásico que haya perdurado hasta nuestros días, aunque haya mucha gente aquí que jamás haya oído hablar de esta novela.
Yo destacaría los relatos intercalados, a modo de cuentos al amor de la lumbre, sobre un conejo legendario, capaz de engañar a los mismísimos dioses (yo creo que es un homenaje al Odiseo o Ulises de Homero) y que es la inspiración de nuestros bravos conejos.
P.S. A modo de marketing, en la contraportada aparece un dato curioso... atención, fans de "Lost", este es el libro que leía Sawyer una y otra vez en la primera parte, con aquellas bonitas gafas... Según ellos, hay sorprendentes paralelismos entre la novela y la serie...

lunes, 19 de julio de 2010

"Paraíso inhabitado" de Ana María Matute, elogio de la infancia




Decíamos ayer...
Un libro que empieza con la siguiente frase, ya promete: "Nací cuando mis padres ya no se querían".
Adriana, ya adulta, quizás anciana, nos cuenta cómo fue su niñez en la España de antes de la Guerra Civil, en una casa donde era ignorada por todo el mundo excepto por sus tatas y se tenía que bastar sola, con su desbordante imaginación.
Un padre ausente, una madre amargada por la separación, una hermana mayor adolescente y unos hermanos que partirán más tarde a estudiar... a Adriana sólo le quedará el refugio de su imaginación y de los libros y los cuentos, de los paseos nocturnos, de los escondites secretos, para huír de esa vida en la que no es más que una sombra en su casa.
Hasta que conoce a un vecino, hijo de la nada recomendable amante de un conde, bailarina rusa nada menos, que se convertirá en su alma gemela, tanto en sentimientos como en aficiones.
Siempre con la colaboración de los criados, ignorados, quizás olvidados por sus familiares, los dos niños crearán un universo propio a su alrededor, lleno de magia, libros y una cierta aura oscura... un poco a lo Catherine y Heathcliff en "Cumbres Borrascosas"..., casualmente la novela favorita de la autora y la mía, aunque esto se me acaba de ocurrir, no sé si era su intención o solo es mi impresión.
Una novela muy hermosa, llena de amor a los libros y a los cuentos clásicos, engancha como todas las novelas de esta dama adorable. La verdad es que sabe a poco y la historia podría seguir, ya que permanece como inacabada, quizás en un punto y aparte.

miércoles, 7 de julio de 2010

"Cosecha de huesos" de Edwidge Danticat... ¿Por qué perejil?



Decíamos ayer...
Esta es una novela que llegó a mis manos de rebote, ya que no conocía ni el tema ni a la autora, pero estaba en la sección de recomendados de la biblioteca y me llamó la atención el título y la temática, desconocida hasta el momento para mí.
Básicamente nos habla de la matanza ordenada por el presidente dominicano Trujillo para deshacerse de millares de inmigrantes haitianos. Los emboscaron en la noche y los mataron a machetazos, los despeñaron, torturaron y encerraron a mujeres, niños, ancianos, jóvenes... Haitianos ricos y pobres...
¿Cómo los distinguían? Al ser francófonos, no pronunciaban correctamente la "r" ni la "j", por lo que les obligaban a pronunciar la palabra "perejil" para distinguirlos.
¿Por qué? ¿Acason necesitaban un motivo? Era su país y podían hacer con ellos lo que quisieran. Los dominicanos que los ayudaron también murieron o fueron encarcelados. Algunos no tuvieron otro remedio que exiliarse del país.
A este horror lo llamaron más tarde "El Corte".
La narradora de esta historia, Amabelle, nos habla de sus sueños, los que tuvo antes de la desgracia, los que perdió y jamás pudo recuperar, del dolor de no poder rehacer su vida tras semejante espanto... pero también se arrepiente quizás de no haber tenido la fuerza de voluntad necesaria de intentalo siquiera...
Con un estilo cercano a Isabel Allende, Edwidge Danticat demuestra que en Haití no todo es pobreza e ignorancia y que también existen autores prometedores.

viernes, 2 de julio de 2010

"El barbero y otros corazones solitarios" de Julia Stuart, un libro ideal para el verano




Decíamos ayer...
Siguiendo el más puro estilo de Joanne Harris, esta autora inglesa ha creado una historia fácil de leer, divertida, diferente y de esas que te dejan con una sonrisa.
En un pueblecito francés tan feo que ningún inglés ha osado instalarse, lleno de habitantes un tanto... especiales..., el barbero se queda sin negocio cuando otro peluquero de un pueblo vecino le deja sin sus clientes al inventar un nuevo peinado llamado "la piña".
Obligado por las circunstancias a cerrar el negocio y a reinventar su vida, a pesar de que es un solterón y todo el mundo cree que no sabe nada del amor, decide abrir una agencia de citas, ya que sabe que, si algo falta en Amour-sur-Belle, es precisamente amor... Además, el amor de su vida ha vuelto hace poco al pueblo, decidida a retomar su vida desde el castillo en ruinas que ha comprado y no piensa reformar.
Muy pronto el barbero-casamentero empezara a juntar a las parejas más insospechadas...
Citas desastrosas, citas sorprendentemente exitosas, mini-tornados, gente rarísima, delicias culinarias, amores secretos, odios ancestrales, un pasado que quizás no fue como todos piensan, citas clandestinas...
En definitiva, una novela de la que no esperaba gran cosa ha sido una gran sorpresa para mí, lo cual es de agradecer...
P.S.: Joanne Harris la recomendaba... ¿quizás porque le recuerda demasiado a sus propias novelas?

sábado, 26 de junio de 2010

"El Día D" de Antony Beevor, el desastre que no fue... por poco



Decíamos ayer...
En este mes en que se conmemora el desembarco más famoso de la historia, el desembarco de Normandía, he aprovechado para leer este libraco que tenía pendiente desde abril. Se trata de otra de los maravillosos ensayos sobre las batallas de la 2ª Guerra Mundial de Antony Beevor, "El Día D, la batalla de Normandía".
Como es habitual en este autor, abundan las pequeñas anécdotas narradas por los propios soldados que las vivieron, las escenas heróicas, pero también las grandes cobardías, los errores cometidos por los dos bandos, los muertos a causa del "fuego amigo" (hubo miles), los sufrimientos de los franceses, los bombardeos masivos e innecesarios de cuidades que ni siquiera estaban en puntos estratégicos...
En definitiva, se trata de una obra interesante y desmitificadora, ya que nos muestra una cara diferente de personajes tan famosos y "heróicos" como Patton y Montgómery, los generales aliados, americano e inglés respectivamente, tan egocéntricos como odiosos que los único que querían era llevarse la gloria y quedar el uno por encima del otro. Son impagables los extractos de los diarios de Patton, en los que se muestra como un tipo despreciable y malhablado.
Además, llegué a preguntarme en muchos momentos si los aliados no ganaron por una cuestión de simple superioridad numérica, ya que los alemanes eran superiores tanto en equipamiento, armamento y espíritu luchador, ya que la propaganda nazi les había convencido de que, si perdían, su patria estaría acabada, por lo que tenían mucho que perder (o todo, o eso creían ellos).
Muchas de las operaciones fueron un desastre en cuanto a organización, la aviación bombardeaba a diestro y siniestro sin fijarse a qué disparaba, muchas de las tropas eran inexpertas... no es extraño que se declararan muchos casos de pánico, estréss post-traumático y cobardía.
En resumen, es un libro para aquellos a los que les interesa todo lo relacionado con las batallas, las operaciones y estratégia, etc. pero que no espere una glorificación del ejército aliado ni la humillación del enemigo, pues el autor no duda en alabar el valor ni la estratégia de los alemanes cuando luchaban en una causa perdida de antemano y los soldados americanos, y sobre todo canadienses, se vengaban de ellos sin ningún miramiento.
Si hay algún "pero" que pueda ponerle al libro, es la imagen que da de Hitler, ya que lo presenta (y ya es una imagen demasiado habitual), como un tipo histriónico y estúpido. Llamadme loca, pero si fuera tan tonto, ¿habría conquistado más de media europa, convenciendo de sus ideas a gente inteligente y formando a su alrededor el aparato de poder que creó, y que llega hasta nuestros días (nos joda o no)?
Retomando el hilo, no lo recomiendo para gente sensible, ya hay escenas realmente brutales tanto de batallas como de venganzas, torturas,...

miércoles, 23 de junio de 2010

Philip Pullman, no sólo para niños



Decíamos ayer...

Este señor que firma libros con tanto ahínco y con cara de inglés aburrido es Philip Pullman, otro de mis escritores favoritos.
Aunque está considerado un escritor de literatura infantil-juvenil, nadie que haya leído sus libros (yo al menos no) puede pensar que un niño puede comprender los planteamientos que expone en sus novelas.
Sus obras más conocidas son las que forman la trilogía "La materia oscura", llevada al cine con el nombre "La brújula dorada" (una versión bastante light, en mi opinión, y que encima no está completa).
En estas novelas se nos presenta un mundo, o varios, paralelos, donde las personas tienen a su alma o daimonion en forma de animal siempre junto a ellos, como si fuera su mascota, pero con opiniones propias, como si fuera una especie de conciencia. Estos daimonions cambian de forma constantemente hasta que las personas alcanzan la madurez, que es cuando alcanzan su forma definitiva, esto es, la imagen del alma de su dueño: un mono cruel, un puma, un buitre...
Todo va bien hasta que a la iglesia se le ocurre que los niños mantendrán siempre su inocencia si se les practica la "ablación", esto es, se les amputa su daimonion...
Osos polares guerreros, gitanos, brujas, niñas bravas, el pecado original, un Oxford paralelo... un mundo, o mundos maravillosos y extrañamente creíbles. Para variar, en Estados Unidos fue muy criticada por "anticristiana"...
Otra serie de este autor, de temática completamente diferente, aunque tampoco demasiado infantil, a mi parecer, son las protagonizadas por Sally Lockhart, una joven contable y trabajadora, madre soltera, que decide cambiar de carrera y dedicarse a detective privado... en la Inglaterra Victoriana...
Con un trasfondo marcado por las revoluciones sociales (atentados incluídos) que están presentes en todo momento en las novelas, llenas de críticas sociales, y también de ambiente muy oscuro, dudo mucho que los niños las aprecien en toda su magnitud, pero a mí me encantaron porque todas ellas son muy entretenidas y originales tanto en su temática como en los personajes.
Además de estas series, el autor también ha escrito otras obras como "El reloj mecánico", un cuento maravilloso sobre un príncipe con un corazón que en realidad es un reloj.
En definitiva, es un autor muy recomendable para todos los públicos, especialmente para gente con mucha imaginación (como yo) y sin miedo de adentrarse en esa "terra incognita" que es la sección de infantil-juvenil de las librerías donde, en ocasiones, los libreros esconden los tesoros más insospechados.

sábado, 12 de junio de 2010

Joanne Harris, ¿crees en la magia? Pues ya es hora de que empieces...



Decíamos ayer...
Hoy (Y quizás durante un par de semanas) no voy a a hablar de libros concretos, sino de autores que me gustan y que quizá no conozcáis (si los conocéis, mejor, eso quiere decir que tenéis buen gusto). Es broma, sobre gustos no hay nada escrito, o quizás demasiado....
Esta señora de aquí al lado es la inglesa Joanne Harris, una inglesa muy francesa, en realidad, ya que la mayoría de sus libros están ambientados en Francia y sus protagonistas son casi siempre franceses.
Quizá no os suene su nombre, ni su cara... pero ¿os suena "Chocolate"? Esa fue la primera novela suya que se editó en España, gracias a ella la descubrí, y desde entonces devoro todos sus deliciosos libros (es un guiño a sus novelas, casi todas tienen algo que ver con comida).
En ellas la magia tiene casi siempre un papel muy importante, y casi cualquiera puede contarnos la historia, incluso unas botellas de licor casero que van siendo descorchadas poco a poco y en ocasiones especiales, como en "Vino mágico".
En otras, el olor de las naranjas nos anuncia la llegada de una crisis de migraña, como en "Cinco cuartos de naranja", donde el pasado de la ocupación nazi y el presente están estrechamente relacionados.
En "La abadía de los acróbatas" nos presenta a una monja muy atípica, como todas sus protagonistas.
"Zapatos de caramelo" es la esperada y casi mejor continuación de "Chocolate", con una mala-malísima adorable y una Anouk ya crecidita y con un personaje que vuelve del pasado, quizás para quedarse.
"Juego de caballeros", la última editada aquí, es una novela ambientada en un colegio mayor inglés, de esos que huelen a rancio donde se comienzan a cometer una serie de asesinatos. Si lo leéis, creedme, jamás adivinaréis quién es el asesino hasta el final.
También ha tocado la novela juvenil ,"Runas", y escribe unos relatos deliciosos, "Eau de toilette y otros relatos" y hasta libros de cocina francesa, que es el único que no tengo, porque no lo he visto, la verdad.
Y muy pronto llegará, espero, la nueva novela, ya publicada en inglés como "The blue eyed boy". Dicen de ella que es "creepy", o sea, espeluznante. Ya estoy deseando tenerla y devorarla.
Como podéis ver, no puedo negar que es una de mis autoras preferidas, porque para mí lo tiene todo:
-Sentido del humor (negro, que es el que más me gusta).
-Unas historias distintas, que no aburren en ningún momento.
-Las historias de amor no son pastelosas y sí muy realistas.
-Si es necesaria un poco de sangre, tampoco la escatima.
-La ambientación para mí es espectacular, ese ambiente mágico y de pueblecito a la vez... me encanta.
-Los personajes femeninos no se parecen a ningún otro que yo haya leído nunca.
En definitiva, su originalidad tanto en los argumentos como en los personajes hacen que se recomiende sola. Con deciros que tengo "en espera" un libro de una tía que hasta imita su estilo... cuando lo lea ya os diré si merecía la recomendación que la propia Joanne Harris le hacía en la portada.
Yo creo que le he dado bastante cera por hoy a esta pobre mujer y ya empiezo a parecer "creepy" yo misma, jejeje.
P.S. Un saludo a mis lectores/as, que son pocos pero fieles.

miércoles, 2 de junio de 2010

"El mapa del tiempo" de Félix J. Palma, ¡¡quiero más!!



Decíamos ayer...

Hacía tiempo que no leía un libro que me enganchara tanto y que me diera tanta pena terminar.
Esta novela del autor español Félix J. Palma se merece un lugar entre mis favoritas, porque tiene varios de los elementos para hacerla inolvidable para mí:
-La ambientación: la Inglaterra victoriana, una de las épocas históricas que más me atraen, tanto por la historia política como social. Aquí encontramos los asesinatos de Jack el Destripador, al Hombre Elefante, las innovaciones científicas de la época, y a grandes escritores como H.G.Wells (que jugará un papel decisivo a lo largo de toda la novela), Bram Stocker o Henry James.
-Son tres novelas en una, las tres completamente diferentes y las tres igualmente entretenidas.
-El autor tiene un sentido del humor incomparable, algo que me encanta, lleno de guiños al lector, al que no duda en dirigirse directamente.
-Aquí nada es lo que parece, lo cual hace que jamás aburra, lo cual se agradece, porque tiene 670 páginas, que se leen como si nada.
Viajes en el tiempo, amores imposibles, crímenes que pueden evitarse, reflexiones sobre la creación de una novela...
Me ha hecho mucha gracia comprobar que, como pensaba al leer la descripción al principio de la novela, la máquina del tiempo que tiene Wells en su casa, es la misma usada en la película clásica, la protagonizada por Rod Taylor, un guiño sólo para cinéfilos.
Desde luego, me he quedado con ganas de más, y seguro que seguiré a este autor, que no sólo promete, sino que ya se ha hecho un hueco entre mis favoritos.

lunes, 24 de mayo de 2010

"El Resplandor", de Stephen King, los hoteles tienen alma



Decíamos ayer...

Hacía años que tenía pendiente este clásico de Stephen King, un autor que me gusta, aunque a veces se deje llevar demasiado por su desbordada imaginación (es decír, que a veces desvaría).
Esta novela en concreto trata de una familia que se traslada a un hotel para cuidar de él durante el invierno, temporada durante la que permanece cerrado.
El padre, Jack Torrance, es un ex-profesor fracasado, ex-alcohólico, presa de arrebatos violentos, la madre, Wendy, una mujer quizás demasiado débil como para abandonarlo.
Y el niño... Danny... es un niño que posee "el esplendor" (no entiendo porqué la novela se llama "El resplandor", la verdad), una especie de poder de percepción extrasensorial. Danny ve cosas que han pasado, que pasarán... y también "lee" los pensamientos de sus padres.
Pero quizás es "personaje" más fascinante de la novela es el propio hotel maldito, el Overlook. Si alguna vez habéis tenido una sensación extraña al entrar en un hotel, o si no la habéis tenido jamás, ahora entenderéis porqué. A mí desde luego, los hoteles no me gustan demasiado, nunca lo han hecho, de ahora en adelante, ni me lo imagino...
Y es que el Overlook tiene alma propia... o quizás muchas almas... todas de las que ha podido ir adueñándose a lo largo de los años... y ahora quiere a Danny para hacerse aún más poderoso.
Sin ser una novela de terror, de esas que te tienen el alma en vilo, es muy tensa, ya que somos testigos del sufrimiento de este niño que siente el desmoronamiento mental de su padre sin poder evitarlo. Aunque hay algunos sustos, eso sí... no os acerquéis al parque infantil ni a la habitación 217...
Me gustaría comentar que escenas míticas de la película de Kubrick como las de las gemelas y las del niño corriendo por el pasillo con el triciclo no aparecen en la novela.
Una última cosita... "El sexto sentido" le debe mucho a esta novela, o eso creo yo.

miércoles, 12 de mayo de 2010

"Una novela criminal" de Giancarlo de Cataldo, una propuesta que nadie debería rechazar



Decíamos ayer...

"Una novela criminal" es la novela en la que se basan la serie y la película "Roma Criminal".
Trata básicamente de un grupo de amigos delincuentes que se unen para formar una banda para adueñarse de Roma. Partiendo de la nada, forman un imperio basado en el narcotráfico, la prostitución y el juego, llegando a relacionarse con policías corruptos, políticos, jueces...
Lo mejor de todo es que son unos pringados, algunos de ellos apenas saben leer...
En el otro lado de la barrera, un policía tenaz, sexy y con pocos escrúpulos un juez al que le faltan agallas para llegar hasta el final.
En medio de todo, una prostituta que trae loco al policía y al jefe de los mafiosos, y que quizá los quiere a ambos... o quizá no quiere a ninguno de los dos...
Muy pronto llegan las disensiones, los asesinatos, las traiciones...
En definitiva, es una novela cruda y apasionante, con el trasfondo de la convulsa política de la época (atentados, secuestros, etc.) y sobre todo muy crítica, sobre la historia de la Italia de los 80... escrita por un juez.
Debo decir que la serie es una adaptación muy fiel de la primera parte de la novela (aproximadamente un tercio del libro), aparte de algún nombre traducido de distinta manera o algún personaje extra.
Sexo, coca, tiroteos, ajustes de cuentas, corrupción... si alguien espera encontrar panorámicas de las Termas de Caracalla o del circo de Vespasiano, que se busque otra cosa, porque aquí no las va a encontrar.

miércoles, 5 de mayo de 2010

"El Fuego", de Katherine Neville, si lo sé, no vengo



Decíamos ayer...

Si alguna vez el dicho "segundas partes nunca fueron buenas" tuvo sentido, aquí lo tiene, y de sobra.
Tras leer esta novela, me ha quedado una sensación de absurdo que jamás hubiera creído posible porque, hasta ahora, las novelas de esta autora me habían encantado. Pero aquí me he encontrado con una historia absurda, sin pies ni cabeza, poco creíble, difícil de seguir, en ocasiones rozando el ridículo total...
Con razón dice la protagonista contínuamente que no se entera de nada... ¡Ni yo!
Si en "El Ocho" nos encontrábamos con una novela bien ambientada, una historia absorvente y llena de acción y con unos personajes realmente atrayentes, aquí nos encontramos con:
-Vascos con txapela que bailan la ezpata-dantza (en realidad son derviches disfrazados y luchan así para salvarse de los malos!!!)
-Un cocinero vasco-francés que habla euskera-francés y viste alpargatas, txapela y fajín rojo mientras sermonea sobre ajedrez y la vida en general.
-Lord Byron asesinado!!??!!
-Olentzero (según la autora, todos los vascos sabemos que fue él el primero en ver a Jesús y no los Reyes Magos, en Euskadi nadie cree en esos impostores, rediós).
-Una lesbiana en patines que al final se enamora de un hombre (vasco, cómo no)
-Más cosas absurdas...
La historia en sí, ya lo digo, no tiene sentido, ni la contada en el presente ni la contada en el pasado, aunque eso sí, está bien ambientada (algo bueno tenía que tener), y las palabras en euskera están bien traducidas (que no es poco, visto lo visto).
Tenemos una historia de amor tan acelerada que pasa del odio al amor en una sola escena en dos personajes que se han visto una sola vez y que además eran enemigos, los malos no salen nunca, la protagonista pasa de no entender nada a comprenderlo todo como por arte de magia...
En serio... si era obligatorio hacer una segunda parte, ¿no podía haberla hecho bien? Curiosamente, el libro tiene buenas críticas, así que todo lo anterior no es más que una opinión personal, como siempre...
En definitiva, no merecía la pena perder el tiempo y hubiera preferido que la historia hubiera quedado tal y como estaba, pero como la propia autora dice, la editorial manda...

domingo, 25 de abril de 2010

"Krabat y el molino del diablo", un cuento oscuro



Decíamos ayer...

Esta noticia de la existencia de esta novela llegó a mí tras ver una película, como tantas otras.
Ya hablé de ella hace un tiempo, es una de esas películas europeas, con un regusto a cuento clásico, con unos efectos especiales bastante artesanales y que recordaba absolutamente a aquella maravillosa serie de los 80, "El Cuentacuentos".
Me gustó tanto la película, su atmósfera tétrica, la historia, que me dije, como otras veces: "si la peli es así, ¡cómo será el libro!".
Afortunadamente, no me costó mucho encontrarlo. Además, para alegría de mi bolsillo, es barato, menos de 8 euros.
El autor, Otfried Preussler, desconocido para mí hasta ahora, es un clásico en alemania y se dedica principalmente a la literatura juvenil... aunque calificar de juvenil a este libro, como tantas otras veces sería un error.
La ambientación es oscura, violenta, agria, desagradable, aunque de un indudable encanto para los amantes de las novelas románticas (por románticas se entiende del siglo XIX) incomprensible para cualquier niño. La muerte, las elecciones difíciles están a la vuelta de la esquina, porque el molinero es un hechicero, los aprendices aprenden también mágia negra, y Krabat aprende pronto que enamorarse puede suponer su muerte y la de su amada...
Sin embargo, no puede evitar enamorarse...
Una novela, como digo, que no tiene nada de infantil.
Si he de poner alguna pega, es su final demasiado precipitado, que en la película está contado de la misma manera, pero con más detalle.
La verdad es que, comparando libro y película, debo decir que la versión cinematográfica es bastante fiel, y que no desmerece en absoluto ni la historia ni la ambientación oscura del libro.
Como "paranoia" final, no me resisto a imaginar qué resultado tendría una versión "TimBurtonniana" de la novela, versión stop-motion, por supuesto...

miércoles, 21 de abril de 2010

"Venganza en Sevilla" de Matilde Asensi




Decíamos ayer....



Jamás el título de un libro había sido más indicativo del argumento de un libro.

Si alguien se pregunta de qué trata "Venganza en Sevilla", no tiene más que leer el título, pues trata de eso precisamente, de una venganza llevada a cabo en Sevilla, jejeje.

Bromas aparte, se trata de la segunda parte de la novela "Tierra Firme", en la que se nos narran las aventuras de Catalina-Martín Solís, una mujer que tiene que hacerse pasar por su hermano muerto para poder sobrevivir en un mundo de hombres, pues nos hallamos en el siglo XVII.

Más allá de la ambientación y del lenguaje arcaico, debo decir que son las novelas de Matilde Asensi que menos me gustan, quizás porque otros autores contaron más o menos la misma historia con mayor interés para mí, quizás porque les falta la ironía de sus otras novelas, o quizás porque su protagonista no me parece tan brillante como pretende. Todos los secundarios me gustan más que la propia protagonista, lo que ya es decir.

Eso no quita que sean entretenidas, por supuesto, pues aquí encontramos abordajes, batallas navales (me encantan los libros de barcos), duelos a espada, etc. En definitiva, todo lo que debe encontrarse en toda novela de aventuras clásicas que se precie de serlo.

Lo mejor de todo, es que Matilde Asensi cuenta lo que otros contarían en 1000 páginas de aburridas vueltas y descripciones absurdas en sólo 300, lo que se agradece, dado lo limitado del argumento.

Ahora sólo queda esperar la que espero que sea la última novela de la serie para poder volver a disfrutar de alguna de sus novelas de "misterio",o como se llame ese género indeterminado entre la historia, el misterio antiguo salpicado de muertos al pil-pil con algún punto de romance, que son mis favoritas entre las de la autora, como "Iacobus" o "El último Catón".

Ya sé que es egoísta pero, como lectora constante (ese término insidioso y a la vez totalmente descriptivo que acuñó Stephen King) tengo derecho a pedir sólo aquello que me gusta y a "despreciar" lo que me gusta menos, jejeje.

sábado, 17 de abril de 2010

"Los juegos del hambre", el programa que algún día veremos en telecinco

Decíamos ayer...

Ya sé, ya sé, así suena un poco fuerte, pero esa era la sensación que tenía mientras leía el libro, que era el programa por el que firmaría Telecinco ahora mismo si no fuera por los asesinatos y por el canibalismo (esa regla no escrita por antiestética). O no...
Porque... ¿a nadie le recuerda esta novela a esos realitys que tanto le gustan a la gente? Yo nunca he visto "la isla de los famosos" más allá de un par de minutos, pero este libro me los recordaba constantemente: las picaduras de insectos, el hambre, la búsqueda de comida, comerse a los peces o bichos crudos, las peleas por comida... si quitamos tener que pelearse a muerte... ¿¿¿no es prácticamente lo mismo???
Además., esa estrategia de fingir un romance para caer bien al público y ganar, ¿¿no es lo que suele hacerse en este tipo de concursos??
Debo decir que hacía tiempo que un libro no me enganchaba tanto, y que estoy deseando leer la continuación, "En llamas", a pesar de que la historia no es tan original como algunos puedan creer, porque el argumento es calcado a una novela de Stephen King llamada "Perseguido", que incluso se adaptó al cine, con Arnold Swarzenegger (o como se escriba).
Por otra parte, el estilo es fresco y la autora no ahorra escenas truculentas, lo que no lo hace precisamente indicado para niños (nuevamente me pregunto quien califica los libros por edades). La crítica social es brutal y no he podido evitar ver paralelismos con la situación actual o con un futuro no muy lejano...
Porque, ¿acaso no hay millones de personas que disfrutan viendo sufrir lo indecible en los realitys y se aburren si no sufren lo suficiente? De ahí a pedir sangre sólo hay un paso... quizás aún no estemos preparados para ello, aunque tal vez sólo sea cuestión de tiempo.
A destacar la protagonista ácida y con un puntito de crueldad, alejada de las heroínas delicadas y dulces a las que estamos acostumbradas, acostumbrada a pasar hambre y marcada por el odio y las tragedias personales. En su horizonte se vislumbra un triángulo amoroso para el que no está preparada. Veremos cómo se desenvuelve.
Aquí, el "débil" es el chico, aunque quizá estemos equivocados... porque al chico del pan se le da de maravilla mentir...

martes, 13 de abril de 2010

"La estrategia del agua", el regreso de Bevilacqua y Chamorro



Decíamos ayer...
Como decía no hace mucho tiempo, este año estoy de racha, porque prácticamente todos mis autores favoritos han publicado últimamente, y entre ellos está Lorenzo Silva con una novela de mis picoletos literarios favoritos, Bevilacqua y Chamorro, ahora acompañados de Juan Arnau, "el nuevo" y prometedor compañero de este antes duo, azote de delincuentes sin par.
En ella nos cuenta la historia de un hombre divorciado que es asesinado por un profesional a la puerta de su casa. Las sospechas apuntan muy pronto a una ex-mujer que le tenía muy poco cariño.
Esta quinta novela no es la mejor de la serie, en mi opinión. Es la más previsible y la que tiene la trama más cotidiana o sencilla, aunque quizás la más actual y comprensible de todas, ya que está a la orden del día, y está ligeramente basada en hechos reales: corruptelas judiciales, malos tratos falsos, divorcios complicados...
Lo que más me ha gustado ha sido reencontrarme con los viejos personajes, esa sensación de ver a unos viejos amigos y comprobar que han envejecido, que el tiempo no pasa en balde por nadie, tampoco por Bevilacqua (Vila para los que no pueden pronunciar su sonoro y para mí maravilloso apellido, o sea, para casi todo el mundo en este inculto país), más amargado y menos idealista que nunca, si cabe. Y esa Virginia tan ácida y eficiente como siempre.
Hay menos acción, menos tramas enrevesadas, es como si fuera una novela "de personajes".
Yo la recomendaría para fans de Bevilacqua y Chamorro, aunque no está a la altura de "El lejano país de los estanques" o "El alquimista impaciente", o incluso la irregular "La reina sin espejo".
Como apunte particular, debo decir que Arnau, el nuevo, promete. Espero que no tengamos que esperar otros cinco años para otra nueva novela de estos picoletos tan particulares.